Destacado investigador del MIT visitó la USM

19 · junio · 2015

Harvey Lodish, fundador de varias empresas científico-tecnológicas dedicadas particularmente al desarrollo de la biomedicina, concluyó su visita a Chile con un recorrido por los principales laboratorios y centros especializados del Plantel.

Visita Harvey Lodish a la USMConstruir puentes con la industria y amplificar el impacto de la investigación en el país, fue el mensaje que el Dr. Harvey Lodish quiso trasmitir a los principales focos de desarrollo tecnológico y científico que pudo conocer al interior de la Universidad Santa María, durante la visita que realizó recientemente al Plantel.

El experto, quien es autor de más de 500 publicaciones ISI en el área de la bioingeniería , recorrió el Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica AC3E, el Centro Científico Tecnológico de Valparaíso (CCTVAL) y el Centro de Biotecnología Dr. Daniel Alkalay Lowitt, todos pertenecientes a la Casa de Estudios. Allí, destacó el “avanzado desarrollo de la ingeniería aplicada a la industria, especialmente a necesidades locales”.

“El principal desafío para impactar en el sector productivo es generar ideas en el marco de una cultura de emprendimiento, que estén acompañadas de un sólido plan de negocios y que no dependa en su totalidad de fondos estatales”, sostuvo en la ocasión, añadiendo que la clave está en “generar buenas conexiones con la industria y que de allí provenga la inversión más significativa”, dijo.

En ese sentido, Juan Yuz, director del Centro AC3E, explicó que uno de los obstáculos para generar la transferencia tecnológica es “encontrar en la industria una contraparte con quien poder trabajar en un proyecto, porque en Chile hay poca tradición de hacer investigación. Es necesario una cultura mínima y que la industria entienda que hay problemas que son específicos de nuestro país, cuyas soluciones no se encuentran disponibles en el mercado, por lo tanto ameritan un desarrollo local que requiere de tiempo y recursos”.

Lodish reconoce que el camino a la transferencia tecnológica es complejo, pero según su experiencia, algunos elementos facilitadores son “el trabajo multidisciplinar con expertos en negocios, finanzas, leyes y relaciones gubernamentales, sumado a doctores motivados con la idea de trabajar en una compañía”.

Aclaró que para crear esta atmósfera de emprendimiento “son necesarios cursos de pregrado, orientados a la ingeniería. En el MIT enseñamos, por medio de estudios de casos, cómo levantar una empresa, cómo hacer negocios, cómo hacer marketing, y en definitiva, cómo comunicar lo que se está haciendo en el campo. Ahí también radica el rol fundamental de las incubadoras”.

Tras casi cinco décadas de trayectoria en la academia, Harvey Lodish es un consolidado emprendedor en el área de la biomedicina, doctorado en la Universidad Rockefeller, fundador del Whitehead Institute for Biomedical Research, y especialista en biología molecular y genética; además, lidera The Lodish Lab, laboratorio de ingeniería biológica dedicado al estudio celular y sumado a sus múltiples publicaciones ISI, en el área de la bioingeniería y dentro de su largo historial académico, destaca por ser profesor de un par de premios Nobel.

El científico también ha sido creador de siete empresas desde las que, según cuenta, “desarrollamos curas para enfermedades poco comunes y que ninguna compañía estuvo dispuesta a invertir, porque el mercado era pequeño, pero nos arriesgamos”.

El desafío de la transferencia tecnológica en Chile

En Chile, es el Estado el que pone, aproximadamente dos tercios de los recursos totales para desarrollo tecnológico, cifra bastante menor si se compara con la situación en otros países de la OCDE, donde la proporción es al revés: son dos tercios los que aporta la industria y el restante proviene de fondos públicos.

Según Yuz, “eso ya es un reflejo de loVisita Harvey Lodish a la USM (3) conservadoras que son las empresas en Chile, que a la hora de buscar soluciones a los problemas que tienen, prefieren comprar soluciones ya hechas en el extranjero y no están abiertas a buscar desarrollos locales en conjunto con las universidades”. Por otro lado, “la academia también tiene que ser consciente de que la investigación tiene que adaptarse a los desafíos de la minería, de la energía, del desarrollo del país”, agregó.

Pero también hay una responsabilidad en las universidades en el fortalecimiento del puente industria-academia. Lodish explicó que “si bien hay que impulsar el gusto por levantar empresas de los estudiantes, también los académicos deben trabajar en ese sentido, porque los estudiantes aprenden con el ejemplo. Los profesores en Estados Unidos usualmente tienen un día a la semana que dedican a presidir empresas o brindar consultorías, con o sin fines de lucro”, ejemplificó.

Sobre el rol estatal, Lodish aclaró que “la obligación del gobierno es apoyar la investigación y facilitar la transferencia tecnológica a través de fondos iniciales, pero es el mercado quien decide finalmente si un producto o una empresa va a ser exitosa a o no. He ahí la importancia de fomentar una cultura que enseñe a pensar en soluciones tecnológicas que sean rentables”.

El trabajo de la USM in situ

La primera parada del profesor Harvey Lodish fue el Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica AC3E, unidad especial dedicada a la investigación útil al sector productivo, que desarrolla en una amplia gama de campos: desde la robótica, sistemas biomédicos, energías renovables y sistemas de potencia, hasta áreas más tradicionales como control automático, telecomunicaciones, procesamiento de señales y desarrollo de circuitos electrónicos.

En particular, el profesor Lodish visitó el Laboratorio de Producción de Voz (VPLab) que cuenta con una sala insonorizada y sonoamortiguada de alto rendimiento. Si bien existen otras salas como esta en el país, se utilizan con fines de evaluación audiométrica. El VPLab se encuentra operativo desde marzo de 2013 y en él trabajan estudiantes de postgrado en Ingeniería Electrónica en temas de investigación en voz, en colaboración con la Escuela de Medicina de Harvard, el Massachusetts General Hospital, la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso y el Hospital Carlos Van Buren.

El investigador también visitó el CCTVal, donde se entrena especialistas en Física de Partículas Teórica, Física de Altas Energías Experimental, Informática y Computación, Electrónica de Potencia, y Sistemas y Señales, “con el objeto de desarrollar proyectos en innovación tecnológica con impacto positivo en la sociedad y la industria general; así como fomentar el espíritu empresarial con proyectos interdisciplinarios que busquen mejoras en las capacidades productivas e industriales en Chile”, según explicó Hayk Hakobyan, profesor del Departamento de Física y parte de CCTVal.Visita Harvey Lodish a la USM (2)

La visita concluyó en el Centro de Biotecnología Dr. Daniel Alkalay Lowitt, donde el profesor Lodish conoció los laboratorios donde se trabaja con biomateriales, asi como los de Biología y Biotecnología Molecular, donde una de las áreas de trabajo está relacionada con el aislamiento y caracterización de bacterias marinas que tienen potencial para producir compuestos bioactivos.

“Harvey Lodish tiene una trayectoria notable, para nosotros es un honor que él quiera conocer el centro y saber qué hacemos, porque es otro tipo de retroalimentación el que nos puede dar desde su experiencia”, comentó Beatriz Cámara, investigadora asociada del Centro de Biotecnología.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile