Ex integrante del Consejo Universitario de la PUC realizó charla sobre gobernanza en la USM

27 · noviembre · 2015

Marta Lagos, quien participó del cogobierno universitario de la Pontificia Universidad Católica a finales de los años ’60, compartió sus experiencias en el desarrollo de estos de estos procesos con estudiantes y académicos del Campus Santiago San Joaquín del Plantel.

Campus San Joaquín Universidad Técnica Federico Santa MaríaCon la intención de seguir la discusión respecto de la gobernanza universitaria,  la Gerenta General de Mori, Marta Lagos, realizó la conferencia “Experiencia sobre gobernanza y triestamentalidad en la Pontificia Universidad Católica”.

El encuentro realizado en Campus Santiago San Joaquín de la Universidad Técnica Federico Santa María, reunió a estudiantes, académicos y funcionarios quienes pudieron conocer de primera fuente cómo se desarrollaron los esfuerzos de triestamentalidad en 1968.

La invitada comenzó su exposición con una contextualización histórica de la efervescencia social que se vivió en la década de los ‘60 en todo el mundo. En ese sentido, marcó distancias conceptuales respecto del actual movimiento estudiantil: “la gran diferencia que existe entre esos años y hoy es la falta de ideas. Hoy a las universidades no les interesan las ideas, por lo tanto no las producen. Hoy solo se preocupan de producir profesiones y personas que, al final del día, obtengan recursos”, criticó.

Destacó también la tensa relación que existía entre el consejo universitario y el rector de la época, Fernando Castillo Velasco. “En esos años  estaban en el consejo, Jaime Guzmán, José Joaquín Brunner y Manuel Antonio Garretón, entre otros. El bagaje intelectual de estas personas era radicalmente superior, por lo que ningún estudiante tenía alguna oportunidad de argumentar. Entonces, las posibilidades que los representantes estudiantiles pudieran hacer algo en el consejo superior, era igual a cero”, sostuvo Lagos.

“Si bien existía cogobierno y efectivamente estábamos sentados en la mesa con las autoridades, no teníamos nada que hacer frente a semejantes monstruos intelectuales. Al poco andar, el Rector Velasco se dio cuenta que este cogobierno no le permitía tomar decisiones.  Entonces y pese a todo lo que fue la revolución del ‘68, con una democracia más directa y horizontal, tuvo que retroceder y empezar a tomar su autoridad jerárquica”, recordó.

 

Poder e inteligencia

En esa misma línea, también mencionó que cuando se habla de triestamentalidad se recuerdan los procesos vividos en esos años, pero reconoce que hoy la sociedad no está desarrollándose en ámbitos participativos ya que, según ella, hoy no se busca la lucha de ideas, sino cuotas de poder.

Campus San Joaquín Universidad Técnica Federico Santa María“A lo que aspiran los estudiantes es hoy es a tener un lugar en la mesa, sin tener muy claro qué van a plantear una vez sentados ahí, y se van a encontrar entonces con el mismo problema que tuvimos nosotros. Si no se cuenta con un bagaje intelectual sobre una serie de temas, sobre todo en temas universitarios, es muy difícil equiparar la posición para discutir de igual a igual”, acotó.

Sin embargo, la expositora fue más allá y planteó la idea de una mala entendida democratización universitaria a la hora de querer alcanzar alguna forma de cogobierno. “La concepción que hoy existe sobre democratización difiere bastante de la que manejábamos en esa época y eso se explica por lo niveles de atomización de la sociedad actual”, manifestó.

“Pero, básicamente, hoy se lucha por democratizar sin tener muy claro para qué. Se aboga por la horizontalidad en la toma de decisiones, sin  siquiera saber qué o sobre qué vamos a decidir.  La democracia es un instrumento, no puede ser entendido como una meta”, añadió.

“Y a eso debemos agregarle el bajísimo compromiso de las comunidades universitarias respecto de estos temas, como lo es por ejemplo la Universidad de Chile que desde hace años vienen arrastrando el problema de la baja participación en elecciones.  Entonces, ante estos escenarios, plantear una idea de triestamentalidad o cogobierno, similar a lo que se entendía en los años ‘60, es un camino difícil si es que no se reflexiona bien sobre los reales objetivos de estos procesos”, puntualizó.

Finalmente, Marta Lagos hizo un llamado a analizar los temas de participación y la búsqueda de una conceptualización que defender, ya que “una vez que se tiene una idea clara y desarrollada, no hay argumento que la pueda derrotar, por más preparado que esté el interlocutor. Pero junto con la idea, es estrictamente necesario reflexionar sobre la participación y no quedarse solamente con ser un activista potencial”, sentenció.

 

 

 

 

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile