USM conmemora el natalicio de su fundador

15 · agosto · 2018

El 15 de agosto de 1845 nació Federico Santa María Carrera, trabajador, empresario y un adelantado a su época, que comprendió el valor de la educación como vehículo de movilidad social, legando gran parte de su fortuna a la construcción de una Universidad.

Como una muestra de su eterna gratitud con quien fuera su fundador, la comunidad universitaria de la Universidad Técnica Federico Santa María, recuerda el natalicio de Don Federico Santa María Carrera, un hombre que supo ver antes que nadie las necesidades del país, y cuyo principal deseo fue entregar a los jóvenes carentes de medios la oportunidad de llegar al más alto grado del saber humano.

Hijo del próspero hombre de negocios, Juan Antonio Santa María, y la distinguida Magdalena Carrera Aguirre, descendiente de la familia del prócer de la patria José Miguel Carrera, Federico Santa María Carrera llegó al mundo un 15 de agosto de 1845, en su casa de la antigua calle El Cabo, hoy Esmeralda, en Valparaíso.

Don Federico Santa María Carrera creció como un joven de su época, donde tuvo que trabajar desde los 14 años. Producto de su habilidad para el comercio, desde temprana edad inició un camino en la industria del embarque y desembarque de mercadería, obteniendo éxito en los negocios, emprendiendo en distintas áreas productivas, como la explotación salitrera, la creación de la Compañía Sudamericana de Vapores y en la organización de la compañía de diques.

Con el paso de los años, Don Federico Santa María enfrentó los vaivenes y sinsabores del mundo de los negocios, teniendo siempre presente que todo esfuerzo rinde sus frutos. Fue de esta manera que logró forjar en París su fortuna gracias a su trabajo en la industria del azúcar y el mundo naviero.

 Su gran legado

En la actualidad no existe duda alguna respecto a la importancia de la educación en el desarrollo del país. Pero hace 100 años la realidad era muy distinta, por lo que las palabras que Don Federico Santa María, ese hombre de negocios que logró remecer los mercados mundiales, dejó plasmadas en su testamento, cobran aún más relevancia.

En ese documento, señaló que era expresamente necesario “levantar al proletario de mi patria, poniendo al alcance del desvalido meritorio llegar al más alto grado del saber humano; es el deber de las clases pudientes contribuir al desarrollo intelectual del proletario”. 

Lo anterior no hace más que demostrar la clara visión que mantenía de la sociedad de su época y siendo consecuente con sus ideales decidió legar gran parte de su fortuna a la creación de la Escuela de Artes y Oficios y al Colegio de Ingenieros, concibiendo la ciencia y la tecnología como el nicho para fomentar y fortalecer las buenas ideas.

Fue un visionario, un hombre adelantado a su tiempo, que supo anticiparse a las necesidades de su país. Es destacable que su principal deseo haya sido fundar una Universidad, que además fuera pensada para los jóvenes talentosos que no tuvieran los medios suficientes, como el mismo lo fue y como muchos lo son hoy.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile