USM en búsqueda de alternativas limpias para el cultivo del tomate en la región

2 · abril · 2019

En Limache se dio el vamos a la iniciativa del Centro de Biotecnología y el Departamento de Química de la USM. Valparaíso cuenta con la mayor superficie a nivel nacional, para sembrado de este popular fruto.

Con la presencia de productores, representantes del Gobierno Regional de la V Región, la empresa “Mavida” y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) mediante una exposición, se realizó el lanzamiento del proyecto “Agricultura microbiológica del tomate: una nueva mirada del suelo y su impacto en la productividad”, que busca obtener mejores cultivos a través de la variación de la microbiota o microorganismos en los suelos. La investigación liderada por profesionales, profesores, alumnos e investigadores de la Universidad Técnica Federico Santa María entrega conocimientos y herramientas a los productores, permitiéndoles obtener un suelo con mayor capacidad productiva y sustentable.

“La región de Valparaíso cuenta con la mayor superficie para el cultivo del tomate a nivel nacional. Este escenario, sumado a las necesidades de buscar alternativas más limpias para los procesos de cultivo y responder a las nuevas exigencias del mercado, nos ha motivado a innovar en cuanto al manejo de los suelos”, señaló la Dra. Lorna Guerrero, Directora General de Investigación y Postgrado de la USM.

“Estamos muy contentos con el éxito del lanzamiento, era lo que esperábamos. Estamos en una región donde el tomate es emblemático, motivo por el cual este proyecto ha tenido mucho interés, no solamente de los productores, que son los más importantes, sino que también de las instituciones estatales relacionadas al rubro”, señaló la Dra. Marcela Carvajal, docente investigadora de la USM.

El proyecto cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad otorgado por el Gobierno Regional de Valparaíso en 2017 (Código BIP n° 40004866) propuesto al Gobierno Regional hace un par de años, pero con una data de seis meses de ejecución. Ocho son los productores de Limache y Quillota presentes en esta iniciativa que ya cuenta con más de una veintena de interesados esperando incorporarse a los estudios. Jorge Sánchez, Gerente de la empresa “Mavida”, especialistas con una vasta experiencia en temas agrícolas, señaló que una de sus expectativas es que se validen técnicas del uso de la trichoderma, además del bocashi y el compost para transferir toda esta tecnología a los productores de tomates. “No cabe ninguna duda que el equipo técnico de la USM está aportando una mirada distinta, útil y valiosa para este proceso. Nosotros somos un nexo entre la academia y los agricultores, estamos para aportar”.

Para Ricardo Aliaga, presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación del Consejo Regional de Valparaíso, este proyecto permite volver a recuperar el suelo que ha sido dañado por más de cincuenta años, permitiéndole a las personas optar por lo orgánico como es la tendencia mundial. “Felicitamos al equipo de la USM por contribuir con este proyecto, ya que en el sector agrícola aún no se plantea como una necesidad. Para suerte de nosotros el tema orgánico ya no es un nicho, es una realidad y siempre tendrán el respaldo del gobierno regional.  Los invitamos a seguir en la misma línea y esperamos que se incorporen otros frutos además del tomate, ya que necesitamos volver a la agricultura sustentable, y que mejor que sin elementos que dañen el ecosistema”. 

Próximos desafíos

Los profesionales a cargo de este proyecto ya se encuentran trabajando en mesas técnicas extensibles para productores e instituciones relacionadas. El objetivo es plantear una discusión sobre los resultados obtenidos a nivel de laboratorio de los ocho productores actualmente asociados al proyecto, además de una posible extensión para proporcionar información a colegios de la región.

Ligia Morend del Departamento de Agricultura Orgánica División de Protección de Recursos Renovables (SAG) realizó una exposición sobre la visión del Servicio Agrícola Ganadero respecto del proyecto presentado por la USM, indicando que: “Este proyecto es estupendo y entrega mucha utilidad para ir avanzando en la utilización de microorganismos que mejoren los suelos. Creo que todos los productores quieren un suelo de buena calidad, además de recuperar la vida microbiana y la capacidad de entregar nutrientes, la sanidad del suelo en sí”.

Para finalizar Marcela Carvajal señaló que “este es el ejemplo más evidente de que la biotecnología, que muchas veces se liga a los organismos genéticamente modificados, tiene un rol clave y una responsabilidad en poder extender los conocimientos a la sociedad. En este aspecto, la USM quiere ser protagonista a nivel social, y con este tipo de proyectos podemos lograrlo”.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile