Ecosistemas sustentables para el Gran Valparaíso: la propuesta USM que cambiaría la cara del Almendral

23 · abril · 2019

El proyecto arquitectónico diseñado a escala metropolitana, busca renovar el sector del muelle Barón y devolver a la ciudad-puerto un espacio público perdido.

Con mejoramientos paulatinos y una escasa renovación urbana, Valparaíso ha ido perdiendo la habitabilidad de sus espacios públicos. Desde el dictamen del primer Plan Regulador en 1941 -reformado en 1982- hasta la declaratoria patrimonial de la Unesco el 2003, muchos de los mejoramientos urbanos de la ciudad se han orientado al desarrollo productivo, no ajeno a diversos conflictos de intereses, complejizando no solo la situación urbana de algunos sectores, sino que también el uso y fomento de los espacios públicos.

El Muelle Barón, en este contexto, ha sido uno de los sectores más controversiales de la ciudad. Situación que sin embargo, ha logrado posicionar un debate sobre su renovación estructural y su recuperación como espacio de uso ciudadano. Es con este afán que la Universidad Técnica Federico Santa María, a través de su Departamento de Arquitectura, desarrolló un proyecto a escala metropolitana, que pretende recuperar el borde costero a través de ecosistemas naturales propios de la Región.

La propuesta multidisciplinar “Ecosistemas Públicos” liderada por los académicos USM, Marcela Soto y Jorge León, busca generar un gran parque urbano en el sector del muelle Barón, para devolver un ecosistema vegetal y sostenible al plan de la ciudad integrando diversas estructuras paisajísticas propias del Gran Valparaíso, como son sus roqueríos, dunas, cauces y vegetación nativa, ampliando de este modo la visibilidad del borde costero al sector del Almendral.

Junto a los arquitectos, el equipo tras el proyecto lo integran los estudiantes titulantes de arquitectura Randy Román, Valeria Menares, Ignacio González y Daniel Bobadilla; los colaboradores Paz Carreño, arquitecta paisajista, y Francisco Calvo, arquitecto de la USM. Además de los asesores externos Hernán Vergara, geólogo marino, e Ismael Becerra, ingeniero civil especialista en transporte.

“Trabajamos con la idea de ecosistemas que se pudieran mantener con un mínimo de agua y que requirieran poca mantención, pues uno de los grandes problemas que enfrentamos hoy tiene que ver con el cambio climático, siendo nuestra Región principalmente afectada por la sequía y el incremento de las marejadas. En esa línea, la primera estructura o ecosistema de nuestro proyecto plantea una estructura de roqueríos como borde costero, que ayudarían a disipar el impacto de las marejadas, a través de estructuras no lineales que se adecuan a dicho borde”, señala la planificadora urbana, Marcela Soto.

“Una de las condiciones más importantes de esta propuesta es que no utiliza elementos exógenos, sino que aprovecha la vegetación regional, lo que implica que puede ser sostenible, con escasas necesidades de mantención. Utiliza una estructura dunar, con arena que existe en la Región y el borde, generándose un segundo ecosistema que le devolvería playa al sector. Luego, un tercer ecosistema, aprovecharía el agua de mar para generar ojos de mar después del borde, incluso se generaría un humedal, que podría atraer fauna que ha emigrado por la escasez de estos espacios”, agrega.

Más espacios públicos, más calidad de vida

Una de las innovaciones del proyecto, es el diseño de un bordemar que antecede al borde costero, que generaría no solo la amplitud del borde, sino además una mejor visibilidad hacia el mar y una mayor sensación de espacialidad del sector. “Estos llamados ‘ojos de mar’ se instalarían desde el borde costero hacia la Avenida Errazuriz, y consisten en agua salina que se bombea directamente desde el mar, por lo que se auto-mantienen. Este ecosistema devolvería la vista al mar del sector, la que se pierde desde el plan de la ciudad”, detalla la arquitecta.

Sustentable y sostenible, y bajo la premisa de fomentar una mejor calidad de vida a los habitantes, la propuesta urbana contempla la recuperación de la bodega Simón Bolívar para convertirla en un nuevo epicentro gastronómico y comercial, además de un completo complejo deportivo que incluye piscinas olímpicas, gimnasios y espacios de entrenamiento; y, en otra ala de la histórica bodega, un gran acuario interior y centro de investigación marina.

Sumado a lo anterior, el proyecto de gran escala contempla la reestructuración del sistema de transportes de la zona, proponiendo una organización intermodal que integra diversos medios de transporte utilizados en la ciudad como los trolebuses, colectivos, micros y bicicletas, trasformando los accesos al nudo Barón. “Una de las soluciones que plantea nuestro proyecto en esta materia, es eliminar la vía elevada que llega a la Avenida Argentina, utilizando las dos pistas que están bajo ella, aprovechando este nudo para generar un sistema intermodal, con medios de transporte que aporten a la vinculación de la ciudad”, explica Soto.

“Este proyecto, que abarca cerca de 10 cuadras del Almendral, no solo beneficiaría a Valparaíso y su gente, sino que, al ser de escala metropolitana, integra e impacta a todo el Gran Valparaíso. En esta área, que comprende la zona plana de la ciudad, lo que menos tenemos son infraestructuras de parque, que, a fin de cuentas, son una manera de construir civilidad, porque la gente los habita, habita las calles. Este habitar los espacios públicos, contribuye además a mermar otros factores problemáticos de la ciudad como la violencia, pues ayuda a su control, entre otras cosas”, destaca la académica.

Asimismo, añade que “hoy en día, cuando más del 90% de la población vive en las ciudades, estas se transforman en un lugar donde la vida se desarrolla, individual y colectivamente, por lo tanto, debe haber calidad de vida. Nosotros con nuestros conocimientos técnicos y también el Gobierno, somos responsables de generar espacios que fomenten la calidad de vida de las personas. Además, según lo que arrojan las estadísticas, la gente aspira y busca una mejor calidad de vida, se mueven hacia ella, viajan, etc., por lo tanto, espacios públicos con mejoras de este tipo, son atractivos para el turismo, y para construir ciudad”, finaliza.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.