USM conmemora el natalicio de don Federico Santa María Carrera

14 · agosto · 2019

Mañana jueves 15 de agosto se cumplen 174 años de su nacimiento y la Casa de Estudios que fundó lo recuerda como uno de los hombres más destacados del país, que supo impulsar su desarrollo y apoyar la formación de aquellos jóvenes talentosos que no contaban con recursos.

Como cada año, la Universidad Técnica Federico Santa María conmemorará mañana jueves 15 de agosto, un nuevo aniversario del natalicio de su fundador don Federico Santa María Carrera, quien nació hace 174 años en Valparaíso y cuyo legado perdura hasta hoy, a través de la Casa de Estudios que lleva su nombre.     

De esta manera, y como muestra de la eterna gratitud con quien fuera su fundador, la USM recuerda durante esta fecha a aquel hombre que supo ver antes que nadie las necesidades del país, y cuyo principal deseo fue entregar a los jóvenes carentes de medios la oportunidad de llegar al más alto grado del saber humano.

Sobre Federico Santa María, Darcy Fuenzalida, Rector de la USM, destacó que “fue un visionario, un hombre adelantado a su tiempo que supo ver la importancia de la educación como vehículo de movilidad social y, por ello, apoyó la formación de aquellos jóvenes talentosos que no contaban con recursos. Hoy, más que nunca, debemos seguir cumpliendo con su misión, centrando todos nuestros esfuerzos en estar a la altura del camino que en estos 87 años hemos recorrido, y que nos exige entregar lo mejor de nosotros por el bien de la educación de nuestro país”. 

Hijo del prominente hombre de negocios, Juan Antonio Santa María, y la distinguida Magdalena Carrera Aguirre, descendiente de una de las familias más activas en el proceso de independencia chilena, Federico Santa María Carrera llegó al mundo un 15 de agosto de 1845, en su casa de la antigua calle El Cabo, hoy Esmeralda, en Valparaíso.

A sus 14 años dio sus primeras señales de madurez, al emplearse en una compañía naviera. Esta aventura le haría notar su habilidad para el comercio, por lo que desde temprana edad emuló a su padre e inició su camino como emprendedor, en la industria del embarque y desembarque de mercadería. Entre sus principales éxitos en los negocios, destacan sus incursiones en la explotación salitrera, la creación de la Compañía Sudamericana de Vapores y la organización de la compañía de diques.

Anamaria Arpea, jefa de carrera de Ingeniería en Aviación Comercial, señala que la figura de don Federico Santa María es de suma importancia, ya que es un referente para todos nuestros estudiantes. “Desde su destacada trayectoria como hombre de negocios hasta lo que significó realizar una importante donación, que años más tarde permitiría la creación de nuestra Universidad. Por eso, de manera especial destacaría también su gran altruismo, que permitió levantar esta Universidad y que muchas personas pudieran acceder a una buena educación, lo que, en esa época, era un lujo”.  

Con el paso de los años, y tras enfrentar los sinsabores y vaivenes de la actividad comercial, don Federico Santa María logró forjar su fortuna en París, gracias a su trabajo en la industria del azúcar y el mundo naviero. No obstante, su gran legado quedaría plasmado en su patria con la creación de una Casa de Estudios.

Según Alfonso Zerwekh, académico del Departamento de Física, “Federico demostró ser distinto a mucha gente de su época y de hoy, porque lo que hizo fue responder a una pregunta que debería inquietar a todo ser humano: ¿qué dejo en el mundo? Federico Santa María se dio cuenta que al final de su vida tenía que responder a esa pregunta de una manera distinta, dejando una contribución permanente para el mundo y en especial para Chile. Él comprendió que el legado más permanente que podía dejar era contribuir a la educación de la gente y elevar culturalmente a la sociedad”.

Su gran legado

En su testamento, aquel hombre que logró remecer los mercados mundiales, dejó plasmados su pensamiento y preocupación por comprender la necesidad de “levantar al proletario de mi patria, poniendo al alcance del desvalido meritorio llegar al más alto grado del saber humano; es el deber de las clases pudientes contribuir al desarrollo intelectual del proletario”.

Esta visión sobre la educación como un motor de movilidad social y desarrollo del país demuestran la visión crítica que mantuvo respecto de la sociedad de su época, siendo un adelantado a las discusiones que se llevarían a cabo en el país muchas décadas en el futuro.

Al respecto, Leticia Diaz, secretaria de la dirección académica de la Sede Concepción, destaca de don Federico Santa María Carrera, su gran empatía y visión para crear una Universidad que formara académicamente a aquellos jóvenes de pocos recursos. “Nuestra Universidad se diferencia de las demás, porque ha conservado los propósitos que planteó nuestro fundador, como ayudar a la formación de los estudiantes que no cuentan con los medios, y creo que eso es valorado por ellos y sus familias”.

De igual manera, Catalina Chellew, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, señala que “Federico Santa Maria Carrera es un ejemplo de vida, ya que fue perseverante y lucho por llegar a ser la persona que todos conocemos, manteniendo siempre sus valores y la convicción de que la educación era la manera de hacer que Chile progresara. Dejó su fortuna con ese fin, sabiendo que iba a ayudar a mucha gente, es por eso que, para nosotros como estudiantes, es motivador pensar en que podemos cumplir nuestros sueños y ser un aporte a la sociedad”.

Siendo consecuente a sus ideales, Don Federico Santa María Carrera, decidió legar gran parte de su fortuna a la creación de la Escuela de Artes y Oficios y al Colegio de Ingenieros, poniendo el foco en la ciencia y la tecnología como lugares para fomentar y fortalecer las buenas ideas.

“De esta manera, se evidencia que nuestra Institución sigue cumpliendo el mandato testamentario de nuestro fundador, don Federico Santa María Carrera, manteniendo el compromiso con la formación de técnicos e ingenieros que aportarán al crecimiento del país. Tras 87 años de historia, nuestra Universidad ha sido la encargada de formar a miles de jóvenes y continúa hoy, siendo un pilar fundamental para el desarrollo industrial de Chile”, señaló el Rector Fuenzalida.

Por esta razón, y por muchas más, la comunidad universitaria agradece y conmemora a su fundador en su natalicio, buscando que, desde el quehacer de cada uno de sus integrantes, se fortalezca el gran legado de Don Federico Santa María Carrera.

Hay un comentario en esta noticia

GUILLERMO IBACACHE MARCHANT Publicado el 14 d agosto d 2019 a las 23:06

Don Federico Santa María Carrera, un exitoso empresario que se convirtió en un ilustre benefactor al testar en la cúspide de su carrera empresarial en favor de los desvalidos meritorios sin olvidarse de la educación y de su querida ciudad de Valparaíso.

Su raigambre, asociada a la patriótica familia Carrera – era sobrino nieto de uno de los Padres de la patria don José Miguel Carrera y sus hermanos históricos – seguramente formó su temple y tenacidad para alcanzar muchas metas exitosas. No obstante, su legado – a través de la Fundación – permanecerá mucho tiempo no solo en la “vieja mansión” que orgullosa se asoma cara al Océano Pacífico sino también a través de quienes fuimos formados con los valores y conocimientos de esta prestigiosa Casa de estudios superiores: soy orgullosamente sansano.

Feliz natalicio don Federico, y que muchos jóvenes sigan forjando su futuro, en las aulas, recordando siempre su generoso legado.

GUILLERMO S. IBACACHE MARCHANT

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile