Fernanda Mattar, gerenta de Ciberseguridad en PwC Chile: “Es necesario potenciar el protagonismo de los roles femeninos en la industria”

10 · marzo · 2020

La exalumna de Ingeniería Civil Telemática de la USM ha sido analista de seguridad de la información del Ministerio del Interior, y hoy dirige el área de ciberseguridad en PwC Chile. Sobre su experiencia laboral, asegura que “lo más importante es tener la motivación y ponerle fuerza a lo que realmente nos gusta. Las mujeres somos súper capaces de desarrollarnos en todas las áreas”.

Fernanda Mattar, Ingeniera Civil Telemática de la Universidad Técnica Federico Santa María, cuenta que desde pequeña miraba la Universidad y se maravillaba con su arquitectura. A pesar de las carreras altamente técnicas y la exigencia académica que caracterizan a la Casa de Estudios, siempre pensó que podía ser una más de sus estudiantes, alejándose del prejuicio cultural que limita las carreras y oficios femeninos a las áreas sociales. Gracias al apoyo constante de su familia, decidió entrar a la USM dando así el primer paso de una exitosa carrera profesional, que además la ha hecho acreedora de premios como el CyberWoman Challenge de la OEA.

Actualmente la sansana está a la cabeza de la seguridad digital en PwC Chile, y anterior a eso fue analista en ciberseguridad del Ministerio del Interior durante más de cinco años. En esta entrevista, habla sobre su rol como gerenta de ciberseguridad, su paso por la USM, la condición de mujer en profesiones técnicas y cómo ha sido su experiencia en áreas que, culturalmente, se asocian a lo masculino.

Siendo una carrera relativamente nueva, ¿cómo nace tu interés por la Ingeniería Civil Telemática?

Desde niña siempre me interesé en armar y desarmar cosas, juguetes y todo tipo de aparatos, siempre buscaba qué desarmar. Ya más grande, viviendo en Valparaíso, siempre miré maravillada la arquitectura de la USM, y pensaba que ahí tenia que estudiar. Con el tiempo averigüé las carreras y encontré Ingeniería Civil Electrónica, sin embargo, quería algo más novedoso, que fuera relativamente nuevo y encontré Telemática. Venía de un colegio científico-humanista, por lo tanto, nunca vi materias relacionadas con tecnología o programación. Entonces enfrentarme a los ramos en la USM fue un tremendo desafío, pero cuando uno se va adaptando a la máquina se va haciendo más sencillo.

¿Al momento del ingreso, tuviste compañeras u otras mujeres interesadas en una carrera así de técnica?

Entré a la USM a través del Programa Preliminar Técnico y ahí me encontré con algunas mujeres, minoría de todos modos. A la carrera propiamente tal ingresaron solo siete mujeres en ese entonces, de las que solo tres nos titulamos juntas. De alguna manera esta minoría de mujeres en la carrera me ayudó a generar carácter, a abrirme camino en un mundo mayormente masculino. No digo que este bien, pero creo que en mi caso me ayudó a forjar más personalidad.

Por otro lado, recuerdo que en el colegio tuve un profesor que me dijo que yo no podría entrar a la USM, que era una Universidad de hombres y que terminaría cambiándome de carrera. Esa situación me dio más fuerza para estar a la Santa María y se tradujo en un gran desafío.

¿Crees que falta visibilizar a las mujeres en este tipo de profesiones, como una forma de cambiar ese patrón cultural de que solo los hombres pueden ejercer carreras técnicas o “ciencias duras”?

Sin duda, creo que las mujeres en general hemos tenido poca visibilidad en roles fuera de lo doméstico. Esta situación se da mucho más en roles técnicos, o tradicionalmente masculinizados, que impulsen a las mujeres a estudiar este tipo de carreras. Ahora bien, tenemos también una situación cultural y educacional, donde se ubica a las mujeres siempre en colegios y estudios más humanistas u orientados a ciencias como la biología o química. Por eso siempre es necesario tener mayor protagonismo de los roles femeninos en las industrias o empresas. En ciberseguridad, particularmente, existe muy poca representación femenina, sin embargo, lo más importante es tener la motivación para hacer lo que uno quiere y ponerle fuerza a lo que realmente nos gusta. Las mujeres somos súper capaces de desarrollarnos en todas las áreas.

Actualmente eres gerenta de ciberseguridad de PwC Chile, una fundación internacional con sedes en muchas partes del mundo. A tu corta edad es todo un éxito, cómo se logra llegar a un cargo directivo de esta embergadura y cómo se logra impulsar que más mujeres asuman estos roles?

Creo que se están generando y creando varias organizaciones que impulsan la inclusión de la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad. Claramente las mujeres también tenemos que empoderarnos, tenemos que comenzar a tomar diferentes roles de liderazgo en los diversos niveles de la sociedad. No necesariamente ser directoras, sino que en todas las cosas que hacemos. Creo que somos súper capaces y podemos liderar equipos técnicos, estar metiendo las manos igual que los hombres. Por ejemplo en mi caso, hacer análisis forenses, entender cómo realizar las pruebas de penetración y comprender cómo impacta al negocio un ciberataque. Estar metiéndose en todos lados, ser curiosa y empoderada con lo que uno quiere.   

 

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile