“Virus y bacterias, parecidos, pero diferentes”

7 · abril · 2020

Ante la proliferación del COVID 19 en Chile y el mundo, el profesor del Departamento de Química y Medio Ambiente de la USM Viña del Mar, y Doctor en Microbiología, Bernardo Prado, aclara las principales diferencias entre los virus y las bacterias, y las recomendaciones cotidianas que todos debemos abordar.

Tanto los virus como las bacterias se encuentran dentro del campo de estudio de la Microbiología, ciencia que estudia aquellos organismos que por su pequeño tamaño, sólo pueden ser observados a través de un microscopio.

Las bacterias son organismos que se encuentran distribuidos en todos los medios ambientes que se encuentran en el planeta Tierra, incluido los animales y el hombre. Son estructuras microscópicas, solo visibles a través del microscopio óptico y electrónico. Se definen como células del tipo procariontes, es decir, células que carecen de un núcleo definido y estructuras membranosas en el interior de su citoplasma, lo cual la diferencia de la célula eucarionte animal y humana, que sí posee dichas estructuras.

Los virus se diferencian de las bacterias en que:

  • No son estructuras vivas, se encuentran en el límite de lo vivo y lo no vivo.
  • No realizan metabolismo, y sólo lo pueden hacer infectando una célula que sí lo realiza.

Los virus entonces, se diferencian de las bacterias en que no son células, sino estructuras de proteínas que toman diferentes formas, con un material genético DNA o RNA, las proteínas rodean al material gético constituyendo una partícula viral.

A diferencia de las bacterias, los virus sólo pueden ser observados a través del microscopio electrónico de transmisión o electrónico de barrido, dado que su tamaño es mucho más pequeño que una bacteria.

Hay muchos tipos de virus y están ampliamente distribuidos en la naturaleza, existe una gran diversidad de ellos al igual que las bacterias, teniendo un amplio rango de huéspedes, bacterias (bacteriófagos), plantas, animales y humanos.

Clasificación de los virus: Coronavirus

Dentro de la clasificación de los virus, encontramos aquellos con envoltura y virus desnudos. Los virus con envoltura poseen una bicapa de lípidos que han adquirido de la célula a la cual han infectado, saliendo de ella por gemación. En esta estructura lipídica que envuelve al virus se alojan unas proteínas que le permiten al virus reconocer a la célula diana, es decir, a la célula específica a la cual debe infectar. Si el virus pierde esta bicapa lipídica con las proteínas de reconocimiento, pierde la capacidad de infectar nuevamente. De ahí que, al lavarse continuamente las manos con un buen jabón, este logra disolverlos lípidos de la envoltura viral y así el virus pierde su capacidad infectiva.

Por eso un buen lavado de manos, hecho de forma continua, permite evitar la infección por el Coronavirus, pues este virus posee envoltura, y su material genético es de RNA, clasificándose como un virus con envoltura.

En la imagen la estructura ploma representa a la envoltura del virus constituida por la bicapa lipídica y las partículas rojas y anaranjadas las proteínas que salen de dicha estructura con las cuales el virus se fija a las proteínas de las células a infectar por reconocimiento específico, iniciando así el proceso de reconocimiento, penetración en el interior de la célula, replicación viral y posterior destrucción de la célula dejando salir millones de virus de la misma por gemación.

Esta gran familia de virus se llama así por la apariencia de su envoltura, similar a una corona si se observa bajo microscopio como se aprecia en las imágenes.

Al coronavirus se le denomina también un virus zoonótico, entendiéndose por zoonosis a cualquier enfermedad animal que se transmite al hombre ya sea por contacto directo o indirecto.

¿Que hace tan contagioso al coronavirus?

Que es un virus que se transmite por el aire a través de gotitas de exhalación que salen con el estornudo. Por lo cual, al estar hacinadas las personas, este virus puede alcanzar a muchas de ellas si la persona infectada no se tapa la boca de una manera adecuada.

Igual de peligroso es el hecho de que la persona al estornudar se tape la boca con las manos y luego contamine los pasamanos con el exudado de la boca, pues el virus puede permenecer latente al menos unos 10 minutos, según la informacion de la OMS, en estas zonas inertes, las cuales pueden ser tocadas por las manos de otras personas que luego se las llevan a la cara, nariz y boca, infectándose con el virus.

La influenza es un virus de RNA y con envoltura al igual que el coronavirus, pero es más estacional, es decir, de invierno. También puede causar pandemias como la que se presentó en Europa, mas precisamente en España en el año 1918. La influenza,  posee vacunas para prevenirla  a diferencia del coronavirus, para el cual en la actualidad no existen y por ello que ha causado esta pandemia que estamos enfrentando.  El coronavirus es un virus nuevo, que esta mutando y del cual hay mucho que estudiar aun.

En 1918, la influenza arrasó en todo el mundo, en lo que aun se considera uno de los brotes de enfermedad más mortales registrados en la historia, algo parecido está sucediendo en la actualidad con el coronavirus. En aquel tiempo fue la primera guerra mundial la causal de su expansión por el planeta, hoy el coronavirus se aprovecha de que no existen fronteras ni barreras que lo puedan detener dada la globalización, los viajes intercontinentales en aviones, cruceros, etc., de los cuales se ha aprovechado este virus para expandirse en tan solo meses por todo el mundo.

Las principales medidas de seguridad son:

  • Lavarse las manos intensamente
  • Mantener una distancia de seguridad entre personas de uno o dos metros.
  • Y, sobre todo, quedarse en la casa en la medida de lo posible
  • Si ha tocado lugares no higienizados, pasamanos, carros de supermercado, pasamanos tanto del metro como de buses, al recoger un paquete de las manos de otra persona, etc., lávese de inmediato las manos con agua y jabón, con esto el coronavirus pierde su infectividad con rapidez y se interrumpe su cadena de transmisión.
  • Mantener una distancia adecuada y sólo asistir a otros establecimientos si es estrictamente, de lo contrario quedarse en casa.
  • Es estrictamente necesario seguir las normativas de la OMS y el Ministerio de Salud de Chile. Hay que entender que solo se recomienda llevar mascarillas en público si se sospecha que estamos infectados, en este caso, hay que quedarse en casa, en cuarentena, y contactar con sanidad pública para que nos lleven un seguimiento.

 

 

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile