USM fortalece el apoyo a sus estudiantes en tiempos de pandemia

14 · mayo · 2020

Por medio de becas, talleres y el préstamo de equipos computacionales, entre otras iniciativas, la Casa de Estudios busca brindar las mejores condiciones para que cursen adecuadamente este semestre.

Desde fines de febrero la Universidad Técnica Federico Santa María se encuentra desarrollando un plan de acción, que tiene por finalidad resguardar el bienestar de su comunidad universitaria en el contexto de la pandemia por Coronavirus COVID-19. Por ello ha implementado una serie de medidas que apuntan a potenciar el apoyo que entrega a sus estudiantes, principalmente, a aquellos que viven en una situación de mayor vulnerabilidad socioeconómica.

La creación de la Beca de Conectividad, el préstamo y envío de equipos computacionales a distintos rincones de Chile, o el desarrollo de espacios de conversación y guías para insertarse de mejor manera en las clases online, han sido solo algunas de las iniciativas llevadas adelante por la Institución, que desde marzo realiza la mayoría de sus actividades de forma no presencial.

La Directora de Relaciones Estudiantiles, Teresita Arenas, explica que “la emergencia sanitaria nos obligó a reinventarnos y generar servicios nuevos, como también adaptar los que veníamos trabajando”. En la misma línea, Rimsky Espíndola, Director de Información y Documentación Bibliográfica Institucional, asegura que “el actual contexto nos llevó a reorganizar nuestro quehacer en tres líneas principales: informacional, bibliográfica y apoyo tecnológico”.

Los resultados conseguidos a partir de los esfuerzos de los equipos de trabajo de la USM han sido exitosos: además de la Beca de Conectividad, que ha beneficiado a casi tres mil alumnos, principalmente pertenecientes a las sedes Viña del Mar y Concepción, la Casa de Estudios también aumentó el monto de la Beca de Mantención Federico Santa Maria.

“Toda esta situación ha repercutido en el estudiantado y sus familias, por lo que la Universidad también ha dispuesto apoyos especiales para aquellos estudiantes que acreditan situaciones muy complejas de convivencia en el núcleo familiar o presentan una severa disminución de su ingreso disponible. Estas circunstancias se analizan caso a caso a la luz de los antecedentes que presenten, y a la fecha, en esta línea se ha apoyado económicamente a más de 200 estudiantes que así lo han solicitado”, explica la Directora de Relaciones Estudiantiles.

Respecto a los servicios nuevos y adaptados por la pandemia, la directora también destaca el desarrollo de los espacios de conversación, donde un grupo de estudiantes dialoga sobre un tema particular con un profesional del área, y también que las atenciones psicológicas y de asistentes sociales se llevan a cabo de forma online, resguardando la privacidad de los alumnos. En tanto, señala que los equipos de Inclusión y Punto de encuentro están constantemente realizando infografías y talleres en línea.

“Hoy contamos con una amplia oferta de estos espacios todos los días de la semana. De la misma manera, se creó el ciclo de autocuidado en la vida virtual, caracterizado por charlas de expertos en ciberseguridad y ciberacoso, así como también talleres durante los meses de mayo, junio y julio”, agrega, valorando además la labor realizada por los funcionarios de la Universidad.

Buena asistencia a clases

Con el fin de generar una red de apoyo que brinde a los estudiantes las mejores condiciones para llevar adelante su semestre, la Institución ha capacitado a profesores en el uso de las plataformas Aula Virtual USM y Zoom, implementado un call center y correos de consultas y ha dispuesto de ayudantes para apoyar a aquellos profesores que presentan más problemas en su adaptación a estas nuevas tecnologías.

Tras las primeras semanas bajo la modalidad en línea, la Directora de Educación Online de la Casa de Estudios, María Pilar Gárate, cuenta que la acogida de esta ha sido favorable. Más allá de las normales dificultades que conlleva el proceso de adaptación a una nueva forma de enseñanza, explica, los estudiantes también han aprovechado sus beneficios, como la posibilidad de contar con grabaciones de las clases para repasar los contenidos y la oportunidad de incorporar nuevas metodologías de enseñanza y aprendizaje.

“Las clases han presentado en general buenos porcentajes de asistencia, que dan cuenta del interés de los alumnos por continuar con el desarrollo de su semestre. En este sentido podemos señalar que las clases se han desarrollado de manera normal, considerando la actual situación de pandemia que nunca antes habíamos enfrentado”, agrega.

Conocer la realidad de los estudiantes

Junto con acelerar el proceso de digitalización de los textos bibliográficos que son fundamentales para los programas de estudio, la USM ha dispuesto una mayor inversión y disponibilidad de recursos para el sistema de bibliotecas, lo que ha permitido beneficiar a cerca de 150 alumnos de Arica a Coyhaique con préstamos de computadoras portátiles, que han sido entregadas por parte del equipo de la Dirección de Información y Documentación Bibliográfica Institucional en los domicilios.

Las bibliotecas de la Casa de Estudios operan a través de la mesa de ayuda permanente, único canal de recepción de consultas que es atendido en modalidad de turnos por personal administrativo, quienes a su vez son supervisados por bibliotecarias de la red. Asimismo, los alumnos pueden acceder a diversas guías temáticas desde la web bibliotecas.usm.cl.

Respecto a las repercusiones de la pandemia, Espíndola señala que “intensificó nuestra actividad. Actualmente la biblioteca digital tiene más de 500 títulos digitalizados entre textos guías y complementarios requeridos por nuestros estudiantes, y prueba de su éxito es que hoy cuenta con más de 61.000 accesos de miembros de la comunidad USM. Cabe señalar que en un año normal la totalidad de préstamos de libros físicos asciende a algo más de 200.000”.

Por último, el director destaca que el apoyo tecnológico los ha llevado a organizar toda una cadena logística de entrega de equipos en los domicilios de los alumnos. “Hemos recurrido a empresas de courier en zonas distantes, pero la mayoría de las veces el reparto se hace por personal de las propias bibliotecas, habiéndose a la fecha entregado más de 150 notebook en domicilio de estudiantes. Ha sido fundamental en esta cruzada el apoyo institucional que en los últimos meses incrementó la dotación de equipos en más de 120 nuevas unidades”.

En este sentido, Rimsky Espíndola afirma que es relevante que los alumnos sientan una presencia de personas de la Institución. “Es importante para nosotros también conocer que hay estudiantes con nombre y rostro que viven en zonas tan distantes, que en condiciones normales demoran casi dos horas en llegar cada día a la Universidad, luego de caminar media hora para tomar la primera de dos locomociones. Esos son los desvalidos meritorios que dan sentido a nuestro esfuerzo y a quienes nos debemos”, explica.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile