Profesor Santiago Geywitz: “Reciclar va más allá de símbolos y declaraciones rimbombantes, requiere compromisos”

17 · mayo · 2020

En el marco del Día Mundial del Reciclaje, el profesor del Departamento de Diseño y Manufactura de la USM en Viña del Mar, Santiago Geywitz, se refiere a las implicancias y el abordaje que se ha hecho en estas materias a nivel nacional, y las tareas pendientes para lograr un desarrollo sostenible.

Este 17 de mayo se celebra el  Día Mundial del Reciclaje, instancia que invita a reflexionar en torno a lo que se está haciendo en nuestro país, y sobre las tareas pendientes orientadas a minimizar los impactos que genera la emisión de gases producto de la concentración de desechos.

El profesor del Departamento de Diseño y Manufactura de la Universidad Técnica Federico Santa María en Viña del Mar, Santiago Geywitz, explica que el reciclaje es parte de una cadena más grande que sugiere un verdadero cambio medioambiental. En esta línea, la Economía Circular se presenta como una real alternativa.

En primer lugar, el docente invita a reflexionar en torno a la simbología gráfica del concepto reciclaje, desarrollada en 1970 por Gary Anderson, un estudiante de la  Universidad de California del Sur, quien se basó en la Banda de Möbius, que matemáticamente es una superficie con una sola cara y un solo borde, también utilizada para el símbolo de infinito. Este detalle ya hacía referencia al concepto de ciclo sin fin, que debiera entenderse en el reciclaje.  

Durante mucho tiempo se habló de las 3R: Reducir, Reusar y Reciclar, no obstante, hoy el concepto es más amplio y considera múltiples R(s): Repensar;  Reparar; Rediseñar, Refabricar, Redistribuir;  Recuperar, entre otras acepciones.

Para el profesor Geywitz, el reciclaje debe entenderse y aplicarse desde acciones más simple y cotidianas por parte de la sociedad civil.  En primer lugar, el concepto Reducir, corresponde a la forma más efectiva de minimizar los residuos, esto hace referencia a la reducción de consumo, de energía, pero también de minimizar el volumen de los residuos, como idea básica. Luego, el concepto Reciclar, involucra la recolección y reprocesamiento de los desechos materiales en nuevos productos, para lo cual es necesario la educación respecto a estos y cómo reciclarlos, un compromiso en separar y clasificar de acuerdo los distintos componentes de cada residuo. Finalmente, el concepto Reusar, que consiste en el uso directo del material sin transformar o levemente procesado para un uso similar o alternativo.  Por ejemplo, el reúso de los envases, bolsas, vestimentas, etc.

En esta línea, Santiago Geywitz, explica que “reciclar va más allá de símbolos y declaraciones rimbombantes, requiere compromisos en todos los niveles, y pasar de consumidores a usuarios conscientes, con hábitos de consumo responsable.      Pero además puede transformarse en un buen negocio, porque hoy es urgente dejar seguir produciendo basura (producimos más de 1 Kg diario); y revalorizarlas para convertirla en recursos”.    

“Por otro lado las políticas están dando su frutos, existen los Acuerdos de Producción Limpia, la Ley REP (Responsabilidad Extendida de Productor), e iniciativas como la eliminación de las bolsas plásticas, todas estas son instancias que constituyen puntos de partida para desarrollos más sostenibles. Debemos mirar más allá, el 80% de los residuos se fijan en la etapa de diseño, entonces debemos  educar a los futuros profesionales usando las herramientas de la Ingenieria y el diseño para producir y diseñar productos y materiales ecoeficientes, concebidos para integrarse a las etapas de fin de vida, minimizando y facilitando los procesos de reciclaje”, puntualizó el docente.

Cabe señalar que en un informe de 2018 emitido por el Banco Mundial, Chile es el segundo país de América Latina que más basura genera, con un promedio per cápita de 1,15 kilogramos al día.

Espacios sustentables en la USM

A nivel institucional, la Casa de Estudios cuenta en sus campus y sedes, con diversos puntos limpios y espacios eficientes acorde a los requerimientos actuales en materia de sustentabilidad.

Las sedes Concepción y Viña del Mar, tienen puntos limpios en sus instalaciones. En ambos casos se trata de iniciativas estudiantiles que invitan a crear conciencia a través de acciones concretas, como la clasificación de la basura y posterior reciclaje.

En tanto en Santiago, en los campus San Joaquín y Vitacura, se cuenta con espacios sustentables, con varios puntos de reciclaje además de instancias de educación ambiental para la comunidad. A esto se suma la iniciativa estudiantil USM Cero Residuos, cuyo objetivo es generar un plan de gestión de residuos de forma colaborativa que esté enfocado en la cultura “Zero waste” para aplicarlo dentro de la Universidad acompañado de un programa de concientización dirigido a la comunidad universitaria a través de talleres, ferias, entre otras instancias.

En Campus Casa Central, se llevan a cabo diversas iniciativas medioambientales, de las cuales destaca la que impulsa la agrupación estudiantil Ecosansanos, grupo que también existe en la Sede Viña del Mar, y que buscan contribuir a través de acciones concretas al desarrollo socioambiental, con el fin de generar conciencia dentro de la comunidad universitaria.

En 2019 la USM fue reconocida entre las mejores universidades del mundo en materia de sustentabilidad según el ranking Green Metric, elaborado por la Universidad de Indonesia, que mide aspectos como infraestructura, áreas verdes, edificios inteligentes, educación sustentable, programas de reciclaje, proyectos de investigación en la materia y producción de energía renovable, entre otros parámetros.

 

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile