Académico de la USM participa en creación de nueva tórula para exámenes PCR

16 · junio · 2020

El Dr. Joaquín Mura, del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Casa de Estudios, en un trabajo colaborativo con Integramédica y la empresa Tecmaplástico, ideó una tórula plástica que reemplaza de forma eficiente el hisopado tradicional para la detección de COVID-19.

Foto: www.ciperchile.cl

Buscando aportar en la lucha contra la pandemia, el académico del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Técnica Federico Santa María, Dr. Joaquín Mura, diseñó una nueva tórula nasofaríngea para la toma de exámenes PCR, que permite reemplazar el implemento de dracon que es importado a nuestro país para poder realizar este tipo de test.

A fines de marzo, el académico de Campus San Joaquín se reunió con la directora técnica del Laboratorio ELSA-Integramédica, Dra. Marcela Henríquez, con quien había trabajado en proyectos anteriores, para analizar de qué manera se podía contribuir desde la ingeniería a la emergencia que se veía venir. De este análisis surgió la necesidad de crear una tórula en Chile, ante una posible escasez de este elemento. “Ellos ya tenían claro que para hacer el test PCR los insumos serían escasos y ahí surgió el tema de una nueva tórula. Vi que nosotros éramos capaces de dar una solución”, comenta el Dr. Mura.

El académico, junto a la profesora del Departamento, Dra. Sheila Lascano, sostuvieron una serie de reuniones con diferentes laboratorios y empresas en búsqueda de colaboración para desarrollar un prototipo, lamentablemente sin éxito.

Según explica el Dr. Mura, “el método de fabricación no era simple y los materiales biocompatibles con la extracción de RNA para la punta de la tórula no estaban disponibles. Con este inconveniente, consideramos que valía la pena explorar la posibilidad de fabricar una sola pieza de plástico, que tuviera una forma especial en la punta, por lo que comenzamos a desarrollar los primeros prototipos”.

Para este desarrollo, el académico de la USM contó con la colaboración de la compañía Tecmaplástico, liderada por el sansano Luis Zúñiga. Tras una serie de pruebas, que contemplaron diferentes prototipos y materiales, se logró llegar al diseño definitivo, conformado por una sola pieza de polímero, material biológicamente inerte que no provoca reacciones en el paciente.

“Esta tórula tiene una serie de ventajas: su fabricación es más simple, porque consta de una sola pieza, no como la importada que tiene una punta de un tejido llamado dacron, que es difícil de producir e insertar en el vástago; podemos hacer variaciones al diseño y explorar otras aplicaciones, y, por último, no es necesaria la importación, lo que permite entregar con mayor rapidez y fabricar tantas como sea necesario”, explica el Dr. Mura.

Desde su creación, Tecmaplástico ha fabricado cerca de 500 mil tórulas, las que han sido distribuidas a diferentes laboratorios de la Región Metropolitana. Una cifra que refleja el exitoso trabajo desarrollado en este diseño.

“Hemos podido aportar con nuestro grano de arena, dando respuesta a una problemática importante, que era tener insumos suficientes para la toma de muestras en medio de una pandemia, con todas las dificultades que eso implica” expresa el Dr. Mura, quien agrega que esta creación es un ejemplo más de que “en Chile tenemos la capacidad técnica y científica para desarrollar nuestras propias soluciones para resolver nuestros problemas y necesidades”, concluye.

 

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile