Área de Educación Física USM Viña del Mar crea protocolo de ejercicios para funcionarios y docentes

19 · junio · 2020

Iniciativa busca potenciar la vida saludable de colaboradores de la Casa de Estudios que desarrollan sus labores de forma remota.

Con el objetivo de mejorar las condiciones laborales, tanto de funcionarios como docentes de la USM en Viña del Mar que se encuentran trabajando vía remota, y a su vez potenciar el séptimo sello transversal de la Casa de Estudios concerniente a la vida saludable, el área de Educación Física creó un protocolo de ejercicios  según las necesidad de cada uno.

El profesor Lorenzo Orozco, Coordinador de Actividad Formativa y Deportes de la USM Viña del Mar, al referirse a ese aspecto señaló que “estamos pasando por un momento difícil para nuestra salud mental y física; el confinamiento, la falta de tiempo libre, la reducción de la movilidad y la cantidad de tiempo sentado frente a una pantalla, afectan nuestra calidad de vida, provocándonos estrés psicológico, aumento de distintas enfermedades músculo-esquelético como posturas deficitarias, acortamiento de rangos de movilidad y lesiones en nuestras articulaciones entre otras”.

Reafirmó su postura indicando que “existe un aumento o deterioro de enfermedades crónicas no transmisibles, reflejados en el aumento de parámetros fisiológicos como la presión arterial, altos niveles de azúcar, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o triglicéridos, los cuales aumentan el riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% superior al de aquellas personas que son lo suficientemente activas”, agregó el docente.

Frente a este escenario se crea este protocolo que busca poder aliviar las afecciones señaladas y contribuir al incremento de las horas de actividad física semanales, como factor protector de algunas enfermedades señaladas y así, mejorar la calidad de vida.

El profesor puso énfasis a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para adultos de 18 a 64 años:

  • Practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa, o una combinación equivalente entre actividad moderada e intensa.
  • Para obtener mayores beneficios para la salud, los adultos deben llegar a 300 minutos semanales de actividad física moderada, o su equivalente.
  • Conviene realizar las actividades de fortalecimiento muscular 2 o más días a la semana, de tal manera que se ejerciten grandes conjuntos musculares.

En esta línea, se recomienda al menos, quince minutos de actividad física diaria, ya que estos “nos aportarán diversos beneficios para nuestra salud, la convivencia  familiar, nos sentiremos mejor y continuaremos con energía nuestro trabajo. A eso queremos apuntar cuando hablamos de un recreo breve en un espacio pequeño, recibiendo beneficios fisiológicos que nos aportan mejor circulación sanguínea y oxigenación de los músculos y tendones, previniendo lesiones por esfuerzo repetitivo como teclear, usar mouse, sentarse mirando hacia abajo, inactividad del tren inferior, entre otros”, agregó el docente.

Finalmente e igual de importante, son los beneficios psicológicos, cambiar de rutina diaria ayuda a despejar la mente, mejorando la autoestima, el ánimo, la concentración y productividad, desarrollando así competencias genéricas que como comunidad universitaria, es importante reforzar.

 

 

 

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile