La robótica en el mundo infantil

15 · octubre · 2020

Natalia Burgos, profesora del Departamento de Ingeniería en Diseño USM.

Vivimos una era cada vez más tecnológica donde los más pequeños necesitan ver a las ciencias y a la tecnología como algo muy cercano que les permita insertarse con seguridad en este mundo. En este contexto, se puede encontrar en la robótica una forma de ayuda para acercarse sin sentir ningún grado de intimidación siempre, claro está, que se desarrolle de manera conjunta y afectivamente.

La robótica es una rama de la ingeniería que se encarga del diseño de robots, vinculada a las ciencias de la computación y programación. Es una tendencia actual que se continuará proyectando e incorporando progresivamente en la industria y generando trabajos especializados en torno a investigación y proyección de estas tecnologías.

Iniciar a niños y niñas en una etapa temprana promueve su creatividad e imaginación. Les permite desarrollar habilidades de pensamiento computacional de manera práctica y actitudes que pueden ser provechosas para su formación. Al ver estas actividades como hobbies, los más pequeños tienden a crear y no centrarse en los errores como un fracaso. Por el contrario, equivocarse se convierte en parte del juego, lo que les ayudará más adelante a ser propensos a tener una actitud positiva frente a los desafíos.

La cultura popular en la que están insertos actualmente los niños, puede ser una vía para generar interés y acercamiento a esta área, ya que promueve imaginarios relacionados a la robótica y ciencia ficción. En películas o televisión pueden encontrar personajes robóticos o que utilizan tecnología atractiva para ellos.

Luego de despertar interés en los niños, se pueden realizar pequeños experimentos en casa o en sus establecimientos educacionales. Proyectos del estilo Hágalo usted mismo (Do It yourself), con kits de robótica básica o arduinos es una forma de que practiquen sin costos elevados, pues se pueden utilizar materiales reciclados y fomentar el trabajo colaborativo entre hermanos o en equipos de trabajo.

Hay muchas iniciativas que están impulsando el desarrollo de robótica a los más pequeños. En un siguiente nivel pueden compartir con comunidades locales como campamentos STEM, FabLabs o talleres vinculados a las universidades. También hay iniciativas a nivel global, por ejemplo, Lego genera su propia comunidad a través de Lego Mindstorms.

Independiente del tipo de robótica que les interese practicar, es importante que niños y niñas sean acompañados por sus padres o tutores para que cultiven esta actividad bajo un ambiente de aprendizaje positivo, logrando desarrollar confianza y seguridad en sí mismos para imaginar otras áreas donde puedan seguir desenvolviéndose.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile