USM inicia proceso de autoevaluación con miras a una nueva acreditación institucional

Por Carolina Pinilla, jefa de comunicaciones internas.
Dirección General de Comunicaciones.

1 · septiembre · 2021

Ya se encuentran trabajando las comisiones de autoevaluación que se han establecido para revisar el funcionamiento, la continuidad y los resultados que registran las cinco áreas que se someten a evaluación. En su labor, además, consideran todos los ajustes y nuevos lineamientos que ha introducido la Ley 21.091.

Desde el pasado mes de junio, la Universidad Técnica Federico Santa María viene trabajando en un nuevo proceso de autoevaluación institucional, fase previa a la etapa de acreditación institucional, y que contempla un acucioso análisis del quehacer de la Casa de Estudios en referencia a los criterios que plantea la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y el cumplimiento de sus propósitos institucionales.

Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Docencia de Postgrado, Vinculación con el Medio e Investigación son las áreas contempladas en este proceso que, en base a una metodología de trabajo participativa, revisarán su funcionamiento, continuidad y resultados registrados, dando cuenta, además, de sus fortalezas y espacios de mejora.

Según detalla Darcy Fuenzalida O'Shee, Rector de la USM, “para este proceso de autoevaluación hemos diseñado una metodología de trabajo que integra diferentes sectores de la Institución y busca motivar una alta participación. Esto nos permitirá activar procesos de mejoramiento continuo que perfeccionen nuestro quehacer y mejoren los resultados. Como Institución estamos haciendo grandes esfuerzos para enfrentar de la mejor manera el próximo proceso de acreditación y esperamos contar con una activa participación y el compromiso de toda nuestra comunidad universitaria”.

Durante este proceso se realizarán actividades que contemplan la participación de la comunidad universitaria.

Por su parte, Irene Ortega, Directora General de Planificación y Desarrollo de la USM, detalla que actualmente se están revisando cada una de las áreas de acreditación desde lo general a lo particular, es decir, “qué contempla cada una de ellas, qué estructura organizacional las acogen o cuáles son sus políticas y mecanismos de aseguramiento de la calidad. Luego de eso, analizamos distintas variables o parámetros en torno a su quehacer, como la pertinencia o la toma adecuada de decisiones. En definitiva, nos estamos observando como Universidad, para saber cómo estamos haciendo las cosas en función de los criterios de la CNA y en relación con el cumplimiento de los propósitos institucionales”.

Tanto este proceso de autoevaluación, que culmina en mayo del próximo año con la entrega de su respectivo informe, como el de acreditación institucional, son conducidos por el Comité Institucional de Aseguramiento de la Calidad, presidido por Darcy Fuenzalida O´Shee, Rector de la USM. También lo integran Eugenio González, Vicerrector Académico; Carolyn Palma, Vicerrectora de Asuntos Económicos y Administrativos; Samir Kouro, Director General de Investigación, Innovación y Emprendimiento, Irene Ortega, Directora General de Planificación y Desarrollo; y Claudio Troncoso, Director de Aseguramiento de la Calidad; quien además ejerce como secretario ejecutivo de la comisión.    

Una de las principales novedades asociadas al funcionamiento de las comisiones de autoevaluación por cada una de las áreas, es la incorporación de un acucioso proceso de inducción que, junto con entregar directrices técnicas, buscó alinear a sus integrantes en cuanto al trabajo ya hecho a la fecha, las metas propuestas, y los elementos normativos y técnicos del proceso.

Estas comisiones se han denominado “Área gestión estratégica y recursos institucionales”, a cargo de Christopher Nikulin, Director General de Finanzas; “Área docencia y resultados del proceso de formación”, a cargo de Marcelo Ruiz, Director General del Campus San Joaquín; “Área aseguramiento interno de la calidad”, a cargo de Claudio Troncoso, Director de Aseguramiento de la Calidad; “Área vinculación con el medio”,  a cargo de Patricio Núñez, Director de Vinculación con el Medio; y “Área investigación, creación e innovación”, a cargo de Alejandra Urtubia, Directora de Investigación.

“Junto con la revisión de los criterios de acreditación pertinentes a aplicar, las modificaciones que introduce la Ley 21.091, y la preparación de la metodología de autoevaluación y acreditación, la fase de preparación que se realizó desde octubre de 2020 hasta mayo de 2021, incluyó la conformación de estas comisiones que fueron convocadas en marzo de 2021, y que durante abril y mayo de este año tuvieron su proceso de inducción”, señala Ortega.  

Sobre la labor que realizan las comisiones, Marcelo Ruiz destaca que en el caso de la referente al “Área docencia y resultados del proceso formativo", las sesiones de trabajo han sido muy productivas y “hemos podido escuchar las diferentes visiones de nuestra Universidad con el fin de presentar un buen informe de autoevaluación”.

Según detalla, se ha revisado el proceso de acreditación, las políticas institucionales y el plan estratégico institucional, entre otros temas, y se han logrado encontrar espacios de mejora en diferentes aristas, además de detectarse los puntos más relevantes a considerar en el proceso. “El balance es positivo, dado que hemos podido registrar diferentes diagnósticos del quehacer de nuestra Universidad en el ámbito docente. Generalmente cada sesión tiene una buena convocatoria y hemos logrado generar las confianzas necesarias para opinar libremente sobre las distintas temáticas”, concluye.

Macroproyectos de acreditación institucional

En 2016 se activó un proceso de trabajo con autoridades de la USM y expertos en procesos de acreditación institucional.

El proceso de acreditación institucional anterior identifica en 2016 un conjunto de debilidades, que se sumaron a las detectadas por la CNA en dicha oportunidad. Desde ese momento, se activó un proceso de trabajo con las autoridades correspondientes, que apuntaba a su solución, y con expertos en procesos de acreditación institucional.

La publicación en el Diario Oficial de la Ley 21.091, en mayo de 2018, marca un punto de análisis en este proceso, ya que se decide integrar las nuevas exigencias que plantea, la reformulación de los planes de mejoras de las debilidades detectadas y uno de los principales objetivos definidos en el Plan Estratégico Institucional 2020-2024:  convertir a la USM en una de las mejores casas de estudios del mundo.

A partir de ese momento, detalla Irene Ortega, “y tras establecer estos tres componentes, se reconfigura el espacio de trabajo a través de la definición y desarrollo de los Macroproyectos de Acreditación Institucional, teniendo como principal prioridad la superación de las debilidades detectadas, ya que esto es requerido para un siguiente proceso de acreditación institucional”.

Se trata de once macroproyectos que se extenderán hasta diciembre de 2024, fecha de cierre del actual Plan Estratégico Institucional, que los acoge. Cada uno de ellos busca dar respuesta a las debilidades detectadas en el proceso de acreditación institucional de 2016, así como fortalecer iniciativas de mejora continua y excelencia.

Próximos criterios y estándares nuevos de la CNA 

La USM mantendrá la acreditación por carreras mediante un plan de trabajo liderado por la VRA.

Tras el proceso de promulgación de la Ley 21.091, el proceso de acreditación institucional inicia una fase de ajuste técnico. Ejemplo de ello, es que la acreditación institucional pasó a ser obligatoria, apareciendo además el concepto de acreditación institucional integral.

“Los procesos anteriores exigían de manera obligatoria la acreditación de las áreas de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado, siendo el proceso de acreditación institucional en sí, voluntario de acuerdo a la normativa. Sin embargo, la nueva ley reconfiguró el sistema, agregándose como obligatoria tanto la acreditación institucional, como aquella de los programas de doctorado, lo que se suma a la acreditación obligatoria de un conjunto de carreras de especialidad, como medicina y pedagogía. Además, la nueva ley, considera postergar los procesos CNA de acreditación individual por carrera, para aquellas carreras de acreditación no obligatoria”, aclara.

Bajo este escenario y teniendo como base la excelencia y la mejora continua, la USM decide mantener la acreditación por carreras mediante un plan de trabajo liderado por la Vicerrectoría Académica (VRA), que contempla continuar con este proceso, a través de agencias privadas de acreditación, dada la importancia que juega en el resultado final de la acreditación institucional integral. 

La nueva ley, además, indica que los criterios de acreditación de cada ámbito deben ser actualizados cada cinco años, y en este primer caso de actualización, se está a la espera de su promulgación por parte de CNA.  

“Hasta este momento, la CNA todavía no consolida los nuevos criterios, para su promulgación, teniendo en cuenta que son aplicables y exigibles en un período de 24 meses a contar de dicha promulgación. Como Universidad seguimos atentos a que sean oficializados, para revisarlos y considerarlos como elementos referenciales del proceso”, concluye la Directora General de Planificación y Desarrollo.

USM Transparente Universidad Acreditada 6 Años G9 Universidades Públicas No Estatales
Mecesup Reuna Universia Estudia en Valparaíso Agrupación de Universidades Regionales de Chile